Se extiende una cantidad de masa madre activa en un trozo de papel vegetal, cuanto más finita sea antes secará. Cuando tenga textura de papel y esté perfectamente seca, se trocea, haciendo escamas y se guarda en un bote o en un tupper. No es necesario conservar en nevera, con guardarlo en un lugar fresco y seco es suficiente.

Para activarla, basta con poner una pequeña cantidad de escamas en un bote con agua y harina. La proporción seria:

  • 10 gr. de mm seca.
  • 50 gr. de agua o agua de frutas.
  • 50 gr. de Harina.

Ha tardado unas 6 horas en subir.

 

Fuente: Erika Rubio del grupo Paner@s de Facebook

Anuncios