Este bizcocho es más viejo que la tos pero gracias al vídeo de Mari Orellana me decidí a hacerlo en mi olla programable GM. Tengo que confesar que yo era de las que decía que los bizcochos en estas ollas no quedaban bien, que se tostaban mucho por debajo y muy poco por encima y ya veis, que estoy mejor callada… El bizcocho resulta enorme, muy alto y esponjoso. Es tan grande que yo la primera vez lo congelé en cuartos bien envuelto en film y luego en papel de aluminio. También lo hice con la mitad de los ingredientes para usarlo como base de tartas frías, con uno consigo dos bases, una la utilizo y la otra la congelo para otro día. Pruébalo con unas bolas de helado por encima… buenísima combinación!

Es cierto que mi cubeta es la normal, la antiadherente que traían estas ollas hace tiempo y que ahora hay otras superestupendas pero los bizcochos se pueden hacer perfectamente en cualquiera de ellas y de cualquier marca, incluso en una GM modelo C como la mía que debe ser de las más prehistóricas de todas las ollas programables del mercado.
bizcocho-del-convento-en-olla-programable-1

Tengo que decir que me quedan bien desde que le pongo una base de silicona que me he fabricado recortando una plancha de silicona que tenía para hornear y que nunca usaba, una normal y corriente, con eso el bizcocho puede tardar unos minutos más en estar listo ya que la silicona es aislante pero también nos aseguramos de que la parte de abajo no se quema. Encima pongo un papel de horno recortado a la medida de la base de la cubeta, es muy fácil hacerlos ya que solo hay que doblar en cuatro un pliego de papel de horno y colocar la base de silicona encima, recortamos y ya tenemos cuatro papeles para los bizcochos.

La superficie queda cocinada pero no se tuesta al estar el foco de calor en la parte inferior de la olla, esto se soluciona sirviéndolo tal y como queda al desmoldarlo, con la parte superior sobre el plato o dorándolo entre cinco y diez minutos con la tapa doradora de la olla o con la de cualquier horno de turboconvección. Si no eres de usar máquinas en la cocina todo esto te estará sonando a chino pero si las tienes y sueles usarlas te darás cuenta de lo sencillo que resulta y sin encender el horno que eso también cuenta.

como-hacer-bizcocho-en-olla-programable

Ingredientes

4 huevos
2 vasos de azúcar
1 vaso de aceite de girasol o de oliva suave
1 vaso de leche
la ralladura de un limón
1 sobre de levadura de repostería
3 vasos de harina de trigo para todo uso o de espelta blanca

Nota : los vasos son de duralex de agua de toda la vida.

helado-de-yogur-de-stracciatella-3

Preparación

Se puede batir en Thermomix como en el vídeo de Mari o hacerlo con una batidora eléctrica de varillas, yo casi siempre lo hago en el MyCook, de cualquier manera solo hay que batir muy bien los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y quede una crema muy esponjosa, añadir el aceite, la leche y la ralladura de limón, luego incorporar la harina con la levadura.
Colocar la base de silicona en el fondo si se usa, encima el papel de horno, untar la cubeta y el papel con mantequilla o con aceite y echar la mezcla dentro, colocar la tapa y poner la válvula en posición cerrada,  programar menú pastel en GM C o menú horno bajando la temperatura a 140ºC en la GM E, en ambas durante 70 minutos (no, no es un error, son 70 minutos porque el bizcocho es enooooorme, si pones la mitad de los ingredientes con 40 minutos será suficiente).
Una vez pasado el tiempo se puede abrir y retirar la tapa, colocaremos la tapa doradora y programaremos 10 minutos a 200º C, seguramente estará bien dorado antes de que termine el tiempo. Lo dejamos enfriar un poco en la cubeta, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Una vez frío se puede espolvorear con azúcar glass y disfrutarlo. si vas a congelar una parte mejor sin el azúcar glass porque se humedecerá.
Anuncios