¿QUÉ ES EL AZÚCAR MORENO?

Como su nombre indica, el azúcar moreno es un azúcar (hidrato de carbono) que presenta una tonalidad oscura o parda, ya que está formado por cristales de sacarosa de color marrón. Este color pardo se debe a que el azúcar moreno es un producto sin refinar obtenido a partir de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera básicamente, y que tras su procesado en la industria alimentaria, contiene cierta cantidad de melaza, la cual es responsable de su color característico.

El valor nutricional del azúcar moreno es muy bajo, aunque algo mayor que el del azúcar refinado. Aporta únicamente energía (4 kilocalorías/100 gramos), una pequeña cantidad de agua y algunos minerales como calcio, hierro, potasio y magnesio, aunque estos se encuentran en proporciones bastante pequeñas. Así que, si buscas nutrientes, no los busques en el azúcar.

En el mercado podemos encontrar muchos tipos de azúcar moreno (turbinado, mascabado…) que se diferencian básicamente en su composición, sobre todo, en lo referente a la cantidad de melaza que presentan. Esto es lo que les aporta unas propiedades características a cada una de ellas, como son la cantidad de agua que presentan (humedad), la intensidad de su color (más o menos claro), el tamaño de su grano, su poder edulcorante y sus matices especiales de sabor y aroma.

AZÚCAR “MORENO” ¿O AZÚCAR “TEÑIDO”?

La industria alimentaria utiliza dos métodos para la producción de azúcar moreno:

Método de cristalización: Se extrae el jugo de la caña de azúcar, se purifica y, posteriormente, se evapora el agua. De esta manera se consigue una masa cocida, que no se lleva a un lavado completo durante la centrifugación, quedando parte de la melaza en los cristales de sacarosa.
Método de mezcla: Una vez obtenidos y refinados los pequeños cristales de azúcar de la remolacha o de la caña, se mezclan con melaza de caña en una cantidad adecuada para aportarles el color y el sabor deseados.
En la actualidad, la mayor parte del azúcar moreno que se comercializa a nivel mundial no es realmente azúcar moreno, sino que se trata de azúcar obtenido por el método de mezcla, es decir, es un azúcar primero refinado y segundo teñido con extracto de melaza.

azucar-moreno-dietas-y-mas.png

¿CÓMO IDENTIFICAR UN BUEN AZÚCAR MORENO?

Lo primero que debemos hacer es fijarnos muy bien en el etiquetado del producto. ¿Cómo se llama el producto que estamos comprando? ¿Cuál es su composición según su lista de ingredientes? Por lo general, todos los envases de azúcar moreno que encontramos en los mercados se venden bajo el nombre de “azúcar moreno”, sean de la marca que sean. Esto nos hace pensar que realmente estamos ante un envase de azúcar moreno, y si comparamos su precio con el del azúcar blanco refinado, nuestras dudas desaparecen, pues suele ser el doble de caro. Esto nos hace comprarlo sin duda alguna.

azucar-moreno-dietas-y-mas.jpg

A partir de ahí, lo que nos queda es hacer un pequeño test experimental en casa. Sólo se necesita un poco de agua y un poco de “azúcar moreno”. Este test consiste en lavar ligeramente el azúcar moreno. Si el agua se torna marrón y el azúcar pierde su color, estaremos ante un azúcar “teñido”, pues la melaza se disuelve rápidamente y pasa al agua de lavado. Si esto no ocurre, habremos comprado un buen azúcar moreno.

Debemos tener en cuenta que el auténtico azúcar moreno integral se comercializa como “azúcar crudo” no como “azúcar moreno”. Este azúcar moreno 100% integral tiene un proceso de obtención mucho más natural que los demás azúcares, ya que se se obtiene por cristalización del jugo de caña de azúcar sin procesar ni refinar, lo que lo hace mucho más rico en minerales que los otros azúcares. ¿Dónde comprarlo? Probablemente sea más fácil conseguir este tipo de azúcar moreno en herbolarios, tiendas ecológicas o tiendas especializadas.

Y vosotros ¿compráis azúcar moreno? Haced la prueba y descubridlo

Fuente: dietasymas.es

Anuncios